tranche de vie #1

Hace ya casi un mes que se cumplió uno de esos pequeños sueños de infancia. Pero no es uno de esos sueños llenos de fantasía, parafernalia ni excesiva pompa. Es algo que, aunque fuese una ilusión, es hoy por hoy absolutamente necesario y no puedo prescindir de ello. Desde hace casi un mes trabajo en una librería.

Dejé atrás casi 10 meses de FNAC. Jornadas diarias que entre la universidad y el trabajo se extendían a catorce horas, una mala alimentación y muchas, muchas horas perdidas. Ahora trabajo al lado de casa. En dos minutos llego al trabajo, y en dos minutos, al salir, llego a casa y me pongo con todo lo demás.

Al principio, para qué engañarnos, me sentía perdida. En mi viejo empleo me conocía cada una de las secciones, con los ojos cerrados era capaz de colocar un dvd en su sitio. Y el cambio me asustaba, me aterrorizaba enfrentarme a algo nuevo, a algo desconocido.

Pero ahí estoy… casi un mes, y feliz de estar ahí. Hay muchísimo trabajo, domino ya casi a la perfección el tema de libros de escuelas y de idiomas, y la sección que tengo a mi cargo es la de narrativa extranjera.

Siempre se puede pedir más, claro que sí, pero de momento tengo motivos para conformarme.

Anuncios

~ por cahiersducinema en octubre 19, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: