my patch

Esto de los videojuegos es un mundo aparte. En clase hemos discutido alguna vez sobre cómo cada vez nos ofrecen un abanico de posibilidades interactivas que otras artes, como por ejemplo el cine, no son capaces de ofrecernos. En tiempos en los que, además, vemos como cada vez las adaptaciones al cine de videojuegos (véase Max Payne, una de las más recientes, o algunos de los mayores fiascos de la historia) llenan de manera más aclapadoras las pantallas de nuestras salas.

Pero sí. Para qué engañarnos. Los videojuegos ahí están y son una de las nuevas maneras de entretenimiento social (sí, social, por eso del multijugador y las partidas online), además de ser un pequeño pozo de descubrimientos a todos niveles. Alma de Bit ha estado estos días por Japón, y se ha traído un par de juegos que no tenemos aún por nuestros lares: Little Big Planet y Silent Hill: Homecoming, y el primero tiene una banda sonora que aparte de crear algunos problemas por contener versos del Corán, es adictiva y divertida.

Y ahí, en el juego donde llevamos pequeños muñequitos de trapo por un mundo mágico y lleno de color, es donde he descubierto una cancioncilla de Jim Noir que llevo todo el día metida en la cabeza. Se llama “My Patch” y ese baile en el bosque no tiene precio.

Anuncios

~ por cahiersducinema en octubre 26, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: